Excavaciones en 2016

CAMPAÑA DE 2016

Por encargo  de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, la empresa Arquex realiza una nueva prospección en 2016. A falta del informe final, en posesión de la C.A.M. y que aun no tenemos, pues no se ha hecho público todavía, si tenemos conocimiento de algunas de las actuaciones llevadas a cabo y que pasamos a exponer.

Se inició la actuación desbrozando y limpiando la zona de yerbajos y otras plantas silvestres, se allana el terreno para una mejor utilización de los medios técnicos más modernos. Se eliminaron los testigos anteriores de las cuadriculas, para mejor prospectar con esos medios.
La zona que fue despejada para ser prospectada era mucho mayor que la extensión conocida hasta ahora del yacimiento, tomando como limite la superficie marcada desde la C.A.M. (Se puede analizar más terreno todavía).

Se utiliza un georradar que va obteniendo imágenes del terreno y su densidad a diversas medidas de profundidad de las ondas que se emiten. Se dibujan mapas de densidad a diferentes profundidades.

Los estudios del georradar han obtenido como resultado la localización de una construcción de un tamaño mucho mayor que lo conocido hasta ahora. Se han detectado nuevos restos murarios y nuevos habitáculos en la villa romana hacia las zonas norte y oeste del actual yacimiento, ampliando bastante un conjunto que hasta ahora se estimaba en 1/3 de lo que se ha descubierto más recientemente.

Los nuevos habitáculos detectados se cree que pueden pertenecer también a la casa principal. Se ha descubierto un nuevo patio interior, único en su configuración.

Se puede tratar de una villa con doble peristilo, de época alto imperial, de muy difícil comparación (Solo existe una similar en Roma).

Esta tipología de villa y la estructura muraría descubierta (con muros de entre 44 y 67 cm. con prevalencia de estos últimos) hacen pensar en una gran villa, tipo palacial, con unos amplios muros de carga que soportarían una estructura que pudo tener construidas dos plantas, algo poco común en otras villas. La techumbre seria considerable, de la que se han detectado gran cantidad de restos.

Podríamos estar ante la villae o paladium de un importante e influyente personaje de su época en el alto imperio (Entre 200 y 400 d. c.), con un poder importante, tanto económico como político.

Por ahora y a falta de nuevas conclusiones y más amplios estudios, se podría estimar que sería un yacimiento de singular importancia para la arqueología romana en España y quizás Europa, a excepción de la situada en Roma, que tendría una estructura similar.

Prospecciones futuras, más amplias, podrían obtener un resultado, en superficie, bastante más amplio. Se está en el convencimiento de que si se amplían aun más las prospecciones, tanto por su parte Norte, como hacia el Sur, apuntando hacia el Oeste, podría encontrarse un yacimiento mucho mayor de lo conocido hasta hoy.

Otros de los datos apuntados, que puede dar una idea de la amplitud del complejo, es que este tenía su propio cementerio con su propia pira de incineración.

Se ha localizado, junto a un muro, una zona de mosaicos, con las teselas bastante deterioradas, por expoliación del mismo, del que faltas numerosas teselas, tomando fotos de algunos de ellos, muy fragmentados y únicamente con dibujos geométricos.

Según el informe que se cita en el diario El Independiente, de fecha 2 de Marzo de 2017, se cita:

“Al retirar la unidad 32, localizamos un mosaico. Dicho mosaico está realizado en opus tesellatum, con teselas de varios colores, entre los que se han documentado blanco, rojo, negro y amarillo, en diferentes tonalidades.

El estado de conservación (del mosaico) es variable y esta mejora a medida que nos acercamos al entorno del muro y se aprecia su degradación a medida que nos alejamos de él.

El mosaico aparece amortizado en varias fases, ya que se observa la existencia de silos que lo seccionan.

Solo hemos procedido a la limpieza de una pequeña zona para documentar la posible policromía.

Debido a su precario estado de conservación, el mosaico fue engasado para mantener su estructura durante el tiempo que este cubierto, a la espera de su restauración”.

Se han encontrado bastantes restos de T.S.H. con su principal localización en la zona Norte.
La villa tiene una primera fase en el siglo I d. c., con ampliaciones en los siglos II y III d. c. y que pudo permanecer habitada hasta los siglos V y VI. Su apogeo pudo estar entre los siglos III y V d. c.

Se informa de la desaparición por expolio de la pila de granito encontrada en el H.9 durante la excavación de 1987.

Tras el estudio arqueológico realizado por Arquex para la C.A.M. se ha vuelto a aislar la excavación, tapándola toda de nuevo para que este medianamente protegida, es espera de futuras actuaciones.

El estudio que ha encargado la C.A.M. a varias empresas del sector arqueológico debe ser interesantísimo y esperamos con impaciencia su publicación para analizarlo en profundidad. Por ahora desconocemos los resultados definitivos en detalle.

Excavaciones en 2016